La cruda situación para muchos jóvenes españoles, y para los no tan jóvenes: expatriados por cada uno de los rincones del mundo. Unos consiguen su sueño, pero en cambio otros no.

Expatriados o coloquialmente “Expats”, son algunos de los términos más comunes para denominar a las personas que finalmente ha tomado la decisión de hacer ese gran cambio en sus vidas, el de marcharse al extranjero a probar mejor suerte.

Y es que, aunque la primera vez que leemos u oímos entrelíneas esta palabra, que parece sonar tan mal, cada vez nos damos más cuenta de que puede que ya no suene tan mal, y que este miedo que tenemos todos a emprender una aventura en el extranjero y salir de nuestra “zona de confort”, parece ser a veces la única salida profesional o académica que tenemos actualmente.

Expatriados por cada uno de los rincones del mundo. Unos consiguen su sueño, pero en cambio otros no.

Según la RAE, esta “fuga de cerebros”, se define como la “emigración al extranjero de muchas personas, generalmente formadas, en detrimento de los intereses de su país”.

Y es que desde el año 2009, un año más tarde desde que comenzará la crisis en España, cada vez se han ido observando mayores datos de españoles inscritos en los registros consulares en el extranjero, 2.183.043 millones son los datos recogidos hasta el 1 de Enero de 2015.

Así mismo, el Instituto Nacional de Estadística (INE) cuantifica en casi 620.000 personas la emigración en el caso de España, en su mayoría jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y 28 años, entre los años 2008 y 2014.

Si tenemos en cuenta por ejemplo, que muchos de otros expats españoles solo residen por temporadas o en estas ciudades o países, por lo que no se inscriben en ningún registro oficial, se podría ver que estos datos son mucho mayores. Y así ocurre con las cifras de muchos otros expats de todas partes del mundo.

cambio de vida - fuga de cerebros

Personalmente, dado que yo misma he tenido la necesidad y la oportunidad de trabajar en el extranjero durante un periodo de mi vida, creo que todo cambio conlleva un periodo de transición y de adaptación, para el que muchos no están preparados. Hay que tener muy presente, que existe una gran diferencia entre la idea de querer hacer algo, y realmente llegar a hacerlo después. Pero como todas las trabas que nos van obstaculizando en nuestras vidas a lo largo de los años, siempre pensaré que el que no arriesga no gana.

Si uno hace todo lo que puede, se siente preparado, se da tiempo y persigue su sueño, puede que encuentre “el lado bueno de las cosas”, tal y como nos muestran en el film con el mismo título. Pero si uno no está mentalmente mi físicamente preparado para ello, probablemente se desilusionará y no conseguirá sus objetivos, ni en el extranjero, ni en su propia ciudad o país.

La preparación, ya sea para este nuevo rumbo como expatriado o para cualquier proyecto diferente que queramos hacer, tiene que empezar siempre por uno mismo y no por los consejos de otras personas que estén o hayan estado en una situación similar a nosotros.
Las herramientas para lograr marcharse al extranjero ya bien sea a estudiar o a trabajar, así como buscar alojamiento y una buena academia de idiomas están ahí fuera. El problema surge cuando no encontramos las correctas, las que mas se ajustan a nuestras necesidades personales, por ello desde nuestra web goCommunity te ofrecemos una herramienta que te puede ayuda a encontrar tu destino : )

No es lo mismo emprender el reto por ejemplo de ir a Inglaterra a trabajar como Au Pair unos meses, que ir a Alemania con una beca de estudios o de prácticas durante un año como ingeniero industrial.

gocommunity-fuja-de-cerebros

Estar preparado para este nuevo reto requiere de una gran ilusión de superación personal y profesional, y por consiguiente y no menos importante, de tener valor y unas fuerzas increíbles de echar coraje y arrasar con todos los impedimentos que todos estos nuevos cambios nos pueda causar.☺